Tratamiento del dolor y las lesiones en el pezón

Continuando con el artículo Prevención de las lesiones en el pezón, hoy quiero compartir con vosotros la revisión sistemática sobre el Tratamiento del dolor en el pezón que tanto me gusta del Instituto Joanna Briggs. El trabajo original está disponible públicamente, y lo que aquí hacemos es resumir los aspectos más significativos e intentar aclarar aquellos que cuando nosotros lo leímos, nos resultaron confusos. 

En este trabajo, los investigadores comparan las siguientes intervenciones: 

Compresas a base de infusiones versus compresas de agua tibia versus ningún tratamiento (salvo dejar secar al aire) 
Dolor en el pezón: tanto las madres que utilizaron compresas a base de infusiones como las que utilizaron compresas impregnadas de agua tibia experimentaron menos dolor que las mujeres que dejaron secar al aire el pecho y no se aplicaron ningún tratamiento. 
Los autores no encontraron correlación entre las lesiones externas y el dolor percibido. 
Los autores no recomiendan utilizar compresas de infusiones ya que pueden alterar el olor y el sabor del pezón. 

Apósitos de hidrogel versus lanolina anhidra más conchas protectoras: 
En ambos grupos se observó una reducción en las lesiones durante el estudio. 
En ambos grupos mejoró el dolor en general y el dolor durante la toma. 
En el grupo tratado con lanolina y conchas protectoras, el dolor durante la succión disminuyó de forma significativa. 
En ambos grupos, mejoraron tanto la técnica de Lactancia como la satisfacción respecto al amamantamiento.
Sin embargo, el estudio se interrumpió por el alto índice de infecciones que experimentaron las mujeres que utilizaron apósitos de hidrogel. 

Conchas protectoras del pezón versus ningún tratamiento. 
Los autores de este trabajo encontraron que el mayor pico de dolor se presentaba durante los primeros dos minutos de succión, y era más intenso durante el segundo día de vida del bebé, similar en ambos grupos de tratamiento. 

Técnica de Lactancia Materna versus ungüento de mupirocina (Bactroban (R)) versus ungüento de ácido fusídico (Fucidine (R)) versus cloxacilina/eritromicina oral: 
Este estudio se realizó en mujeres con irritación en el pezón, fisuras en la piel y cultivo positivo para estafilococo aureus, con o sin exudado purulento. 
Este estudio se interrumpió debido a la alta tasa de fracaso de tratamiento, a que el dolor no cesaba, la cicatrización de las heridas no cesaba y el alto riesgo de desarrollar mastitis en los grupos sin tratamiento antibiótico, de modo que en aquellas mujeres que no recibieron antibiótico sistémico, el riesgo de desarrollar mastitis era del 25%, frente al 5% de las mujeres que sí lo recibieron.

Dra. Rocío Martín-Gil Parra
Consulta Médica de Lactancia